Por: Gustavo Aramiz Sanchez Beltran

Desde hace un buen tiempo se ha decidido traer contenidos diferentes a las pantallas de Cinépolis, uno de estos contenidos son los conciertos. En lo personal solo he sabido de algunos conciertos de bandas comerciales como One direction, Metallica -sí, Metallica es comercial- o k-pop.

Pues bien, hace unas semanas fui a ver el concierto “Love yourself in seoul” de la boy-band coreana BTS -Si, me gusta el k-pop y que- más que por BTS en sí, fui por la experiencia de ver un concierto en el cine ya que nunca había tenido la oportunidad de asistir a uno y…tengo cosas que decir al respecto.

Si, ese mero. Imagen: Cinepolis

¿Cómo es estar en un concierto dentro del cine?

Si has visitado algún cine en Estados unidos o algún IMAX, sabrás que las de Cinépolis son bastante regulares (al menos las de un Cinépolis normal), si quieres ver una película cumplen bastante bien, pero no es lo mismo para un concierto.

En un concierto el sonido debe ser de calidad, fiel, con bajos que resalten pero que no ahoguen a otros sonidos, etc. Pero este no es el caso. Las salas no cuentan con bocinas de la mejor calidad por lo que el sonido del concierto no termina de ser lo suficientemente potente como para ofrecer una experiencia relativamente fiel a la real.

Otro punto importante es el tamaño de la pantalla. Al menos en el cine que me tocó ir solo abrieron las salas pequeñas para el concierto, por lo que al final no obtienes ni una imagen de calidad ni una pantalla que permita algún tipo de inmersión.

Le estuvieron metiendo un buen de publicidad

Olvidaba mencionar el precio de los boletos, entiendo que se tengan que pagar derechos y otras cosas, pero cobrar 100 pesos por una experiencia como la que se ofrece me parece completamente abusivo. Las películas de anime suelen costar 70, lo cual me parece un precio justo, ya que incluso películas extranjeras llegan con precios parecidos, pero 100 es demasiado.

Un ambiente ideal para las fans

Antes de que digan algo, no, no soy un Army y ni siquiera soy un gran fan de BTS, únicamente me gusta una que otra canción, pero aún así debo decir que me la pasé muy bien en el concierto. Cuando ves a una ARMY o fan acérrima de BTS haciendo escándalo en espacios públicos puede llegar a dar un poco de pena ajena -Desde mi punto de vista, claro-, pero cuando estás en una función de cine en la que todos llevan la misma energía cambia un poco la cosa.

A veces exageran pero son buena onda. Imagen: Especial

Entonces… ¿Vale la pena?

Claro, no todos los cines de todo el país son iguales, por lo que la calidad puede variar de lugar en lugar, pero estoy casi seguro de que las salas regulares son bastante parecidas en cuanto a calidad se refiere. Con esta idea en mente, no recomendaría ir a un cine a ver un concierto, no si quieres ir y disfrutar de canciones en su máximo esplendor o con calidad de concierto.

Si lo que buscas es pasar es un rato agradable entre fans de tu banda favorita adelante, estoy seguro de que saldrás con una sonrisa del cine y con uno que otro amigo nuevo.

Deja un comentario