HeartbitsVG

Tu medio especializado en la cultura Geek

RESEÑA: ‘Dirt 5’ – Conducción salvaje para olvidarse por completo del pavimento

Creo que esta es como la cuarta vez que hago mención de que hay un montón de franquicias de videojuegos que me he perdido a lo largo de los años por falta de tiempo o dinero, y bueno, Dirt es una de esas.

Afortunadamente, esta franquicia sigue vigente y con debida razón, Dirt 5 me sorprendió de muchas maneras, pues es la primera vez que le pongo las manos encima a un juego de carreras moderno, bueno, de nueva generación.

Últimamente lo único que había jugado eran remasterizaciones y juegos de hace mas de 10 años en consolas que aún me es extraño pensar que ya se consideran retro, como la primera Xbox.

¿Es este nuevo Dirt el título que deberías probar una vez que tengas un PlayStation 5? Damas y caballeros, tengo el placer de comentarles que efectivamente, así es.

Dirt 5: el simulador que no es un simulador

Dirt originalmente nació como una franquicia que intentaba funcionar como un simulador de conducción en carreras tipo Rally o de campo traviesa y para ser sincero, no soy fan de este tipo de juegos.

Afortunadamente en Dirt 5 se dejó un poquitín a lado el enfoque de simulación y se le dio un toque mas arcade, el cual agradezco muchísimo a Codemasters.

Y bueno, de esto se trata Dirt, carreras en las que tendrás que ensuciarte, tal y como lo dice su nombre, pues correrás en pistas que van desde simple tierra hasta lodo o hielo en las que es un poco más difícil ganar de lo que parece a simple vista.

No tienen una idea de lo real que esto se ve en la pantalla correcta. Es simplemente “irreal”. Imagen: Codemasters/Captura de juego de Alexey Martell

Esto debido de que a pesar de tener un estilo más arcade, sus controles y físicas en el suelo aun tienen ese toque realista que, por cierto, crea una gran satisfacción al lograr dominar.

Hablando de emular sentimientos a niveles realistas, el uso del DualSense es increíble. Desde que nos mostraron todo lo que se podía hacer con Astro’s Playroom, no creí ver que otro desarrollador le diera tanto peso al control con algo tan “sencillo”, y aquí lo hicieron perfecto.

Más adelante profundizaré a más detalle el uso de estas nuevas características.

El juego que te hará sentir sucio de solo verlo

No, tranquilo, lo anterior es dicho de una buena manera, muy buena de hecho.

Sentirás los ojos sucios de tanta tierra que se levanta. Imagen: Codemaster/ Captura de juego de Alexey Martell.

Es aquí donde comienzan mis primeras impresiones del juego, en el apartado gráfico, que, como ya comenté, es la primera vez que le pongo las manos encima a un juego de carreras con estilo artístico realista de nueva generación. Me sentí como la primera vez que vi un juego de Xbox 360 en su tiempo.

Ahora bien, aquí se pone sabroso el asunto: en las versiones de PS4 y Xbox One, el juego ofrece dos modos diferentes para que puedas jugarlo según más te convenga. Explico.

Modos de rendimiento y calidad visual

El modo performance hará que todo fluya de mejor manera, sacrificando algunos elementos visuales “no tan importantes” como las multitudes, y el modo visual le dará todo el peso a la calidad gráfica con una tasa de cuadros relativamente limitada.

Estas opciones funcionaron a la perfección allá, y lo mejor de todo, es que aquí se repite el éxito: con una pantalla o monitor de 120hz es una delicia espectacular de rendimiento, y si tu resolución te lo permite, el modo visual es perfecto para los que aman tomar fotografías, sobre todo con el estilo del juego tan colorido.

Este estilo artístico se puede observar desde el titulo y los menús, pues están llenos de colores vivos y vibrantes, no solo en los menús pues también en las carreras, donde verás de vez en cuando pilares de humo de color, letreros coloridos hasta en neón o increíbles paisajes que resaltan por la saturación colorimetría.

Dirt 5 modo foto
El ambiente colorido es mas que perfecto para las fotos. Imagen: Codemasters/Captura de pantalla de Alexey Martell

Hasta en lo “oscuro” se puede ver lo brillante. Imagen: Codemasters/Captura de pantalla de Alexey Martell

A parte de esto y como ya había mencionado, el juego tiene efectos increíbles en cuanto al suelo y suciedad, haciendo honor al título del juego, pues conforme avanzas en la carrera, tu coche se ira ensuciando de maneras bastantes sorprendentes, pues, repito, este apartado trata de llegar a lo realista.

No todo se trata de velocidad

Si bien el juego es del genero de carreras y el chiste es ganar, no todo se trata de ir a lo loco a 400Km por hora como en otros juegos del mismo género, de hecho, la velocidad es lo de menos aquí, pues importa mas tu habilidad de saber cuando frenar, cuando desacelerar o cuando pisar hasta el fondo.

Esto, ya que, si se te ocurre ir a esa gran velocidad justo antes de tomar una curva, lo único que vas a lograr será darte un buen choque, y un impacto seria fatal, lo que básicamente hará que pierdas velocidad, te atrases y pierdas.

Debes de saber en que momento hacer cada cosa, pues como ya lo comenté, de alguna manera el apartado de simulación se encuentra en el control y las físicas.

Detalles de la nueva generación

Pero créanme una vez dominado el estilo de juego y los controles, la satisfacción de tomar limpiamente una curva es incomparable.

Esta increíble sensación se complementa muy bien con el apartado sonoro, el cual es otra de las cosas que me sorprendieron enormemente.

Podrás escuchar a la perfección los tubos de escape de los coches al cambiar de velocidad o incluso piedritas que impactan en el parabrisas o en las salpicaderas.

La verdad es que el Audio 3D del PlayStation 5 juega un papel muy importante aquí, todo es interactivo y real. Puedes escuchar la música a lo lejos, cuando pasas frente a las bocinas y el cómo disminuye al alejarte.

Como una anécdota muy graciosa, en más de una ocasión me espanté por el sonido, principalmente porque los motores de los automóviles suenan durísimo, pero así es el juego.

Esa tierra sí se puede ver. Imagen: Codemasters/Captura de Alexey Martell

Respecto al DualSense, quizá creas que no había mucho que hacer en este apartado, pero se logró con la sensibilidad háptica del control, que endurece los gatillos según el terreno en el que te encuentres.

Oh y, por cierto, si quieres una experiencia aún más realista y difícil, podrás activar los cambios de velocidad manuales en el menú.

Coleccionables hasta para llevar en tupper

Si una de las cosas que mas te preocupa es el cuanto te puede durar este juego, no te preocupes, el juego te dará horas y horas de diversión. Pues el juego cuenta con un montón de carreras en el modo principal, el que por cierto también se puede jugar en pantalla dividida.

En este modo tendrás que ir pasando de carrera en carrera, esto para poder subir de nivel, de estos hay dos tipos, esta el nivel de experiencia y el nivel de popularidad, tu trabajo, obviamente es subir en ambos, a parte de que en cada carrera también ganaras créditos para conseguir desbloqueables.

Aunque en realidad todo sirve para lo mismo, tanto el subir de nivel como los créditos sirven para desbloquear objetos de personalización, como por ejemplo, diseños para tus coches, tipo de pinturas, texturas, patrones, stickers, placas de perfil, etc.

Sobre esto ultimo, quiero dar especial merito al nivel de personalización que hay en este juego, pues es tan bueno que me permitió hacer esto.

No le ponemos 10 porque no tiene una calcomanía de Taxi. Imagen: Codemasters/Captura de Alexey Martell

En Dirt es adaptarse o morir… digo, perder

Si lo de coleccionar no es lo tuyo y solo quieres llegar hasta el limite de gameplay, tampoco te preocupes, pues como mencione, el juego cuenta con un montón de carreras y desafíos secundarios por completar, de hecho, estarás corriendo en las mismas pistas una y otra vez, pero lo bueno de este juego, es que no se siente.

Con esto me refiero a que a pesar de ser las mismas pistas una y otra vez, casi siempre se siente diferente y fresco, pues a pesar de que es un juego casi al 100% enfocado en carreras y que cuenta con pocos modos de juego distintos, su variedad reside en el gameplay que otorga cada coche o incluso cada clima.

No es lo mismo conducir sobre lodo, sobre tierra, sobre hielo o pavimento, pues todas estas te obligaran a adaptarte a cada situación.

Variedad en todo momento

Si a esto le sumas los diferentes climas que hay disponibles, se pueden crear un montón de combinaciones y posibilidades diferentes en el estilo de gameplay. Y eso no es todo pues incluso la categoría de auto que uses también le dará un aire diferente a cada desafío.

Por último, uno de los otros modos de juego, es uno donde correas de manera individual en una pista sobre un montón de piedras, pista que deberás de superar en cierto tiempo para mejorar tu puntuación.

Y otro que se trata de hacer una especie de exhibición en el que debes hacer puntos derrapando o destruyendo pequeños objetivos, que sinceramente, no termine de entender del todo, pues, lo único que hacia era chocar y aun así los logre superar.

Dirt 5 Menu de carreras
Los menús son muy coloridos y fáciles de entender. Imagen: Codemasters

No todo es color de rosa

Dirt 5 se ve y luce muy bien, solo que a veces tiene ciertos problemas de iluminación o efectos visuales, por ejemplo, la tierra que se ve levantándose del suelo como mero efecto visual, a veces desaparece aún cuando la tienes a la vista.

Otro ejemplo sería en la nieve o en la tierra, que a veces dará una especie de “flashazo” al interactuar con la luz de los coches en carreras nocturnas, esto mismo ocurre con algunos paisajes al ser iluminados por la luz del sol.

Todos estos son problemas menores que no afectan a la experiencia del juego, pero que sí chocan o contrastan bastante en carrera cuando te pones a admirar la belleza del juego.

Y bueno, de ahí en fuera hay otros pequeños problemas de glitches bastante extraños, como por ejemplo en el podio, por alguna razón un coche de segundo lugar simplemente no apareció.

Parece carretera de Cuautitlán Izcalli. Imagen: Codemasters/Captura de Alexey Martell

Y por último quiero mencionar que, si no sabes inglés, deberás tener un diccionario o un traductor a la mano, pues el juego no cuenta con voces ni textos en español, lo que podría ser una limitante para algunos a la hora de querer jugar.

El final del camino

Dirt 5 es un increíble juego que tiene un gran apartado artístico, sonoro, técnico y visual que nos demuestra que la velocidad no lo es todo. Tiene errores como en todo, unos mas graves que otros, pero que afortunadamente no chocan demasiado con la experiencia del juego.

Si te gustan los juegos de carreras en donde la habilidad al volante es mas importante que solo velocidad, pegándole un poco a la simulación, este juego es para ti.

Calificación 9.0

Puntuación: 4 de 5.

Lo bueno:

  • Una gran cantidad de horas de juego
  • Amplía personalización de perfil y autos
  • Una enorme variedad de estilos de combinación en gameplay
  • Hermoso gráficamente
  • Pequeños grandes detalles en el audio gracias al Audio 3D
  • “Texturas” en el DualSense

Lo malo:

  • Algunos errores técnicos y glitches
  • Sus modos de juego podrían no ser tan claros al inicio
  • No hay una calcomanía que diga “Taxi”

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

¿Los videojuegos te vuelven loco? ¡Díselo al Covenant!
A %d blogueros les gusta esto: