HeartbitsVG

Tu medio especializado en la cultura Geek

RESEÑA: ‘Don’t Forget Me’ – Querrás borrarte la memoria para volver a jugar esta joya

La verdad es que debo ser sincero: pensé que tenía las palabras en la punta de los dedos para entregar una reseña de Don’t Forget Me en su semana de salida, pero después de leer, releer, eliminar y volver a escribir, no terminaba convencido del todo. 

Fue complicado. Don´t Forget Me es una aventura poco usual como pocas en el mercado, una que podría decir incluso, quisiera que me borraran la memoria una y otra vez para poder jugar este título y maravillarme con lo que es. 

Los chicos de The Moon Pirates saben cómo volarte la cabeza de principio a fin con esta aventura jazz-funk-futurista que no le pide nada a los grandes títulos AAA en cuanto a narrativa se refiere, y se vale de una herramienta muy valiosa que pocos juegos hoy día le brindan al jugador: la imaginación. 

Te recomendamos: RESEÑA: ‘Twin Mirror: Resolviendo crímenes con un trastorno bipolar

La historia que verás en este título depende muchísimo de qué tanto te dejes enamorar por ella, y como spoiler alert, si eres fan de los títulos con una trama profunda y llegadora como To The Moon, Braid, Life is Strange y similares, te sentirás como en casa. 

Don’t Forget Me: una historia que querrás olvidar para vivirla de nuevo

El juego nos pondrá en el papel de Fran, una chica que no tiene pasado ni memoria, es más, ni siquiera es posible que pueda “recordar” cosas, por así decirlo. Llegamos a una misteriosa clínica que no se ve muy agradable, pero tiene un lindo gatito en su interior. 

¿Qué lugar de poca confianza tendría un gato tan lindo? 

Ahí conoceremos a un Copista, que básicamente es alguien que se encarga de copiar los recuerdos de la mente de las personas y guardarlos almacenarlos, aunque en esta época, no sirve de mucho, ya que no hay un dispositivo capaz de leerlos.

Porque claro, un bar con una banda virtual y ningún humano luce segura. Imagen: Captura de Fernando Gayosso / The Moon Pirates

¿Para qué hacen las personas esto? Con la esperanza de que, en el futuro, estos recuerdos puedan permanecer. Esta manera de registro y documentación de la memoria quizá pueda avanzar a tal grado de que el ser humano sea incluso capaz de transferir su consciencia a otro ser vivo o robótico. Quién sabe. 

Por supuesto que todo esto suena maravilloso y aterrador, y la mejor parte es que esto es ilegal, así que no todos tienen el conocimiento de esta clínica. Es como un secreto a voces, no tan bien guardado, pero un secreto a final de cuentas. 

Debido a que Fran no tiene idea de lo que está pasando -y tú tampoco la tendrás, créeme-, deberemos auxiliarnos de la ayuda de nuestro nuevo amigo el Copista, que a cambio de un techo y abrigo, nos pedirá que le ayudaremos en su tarea. 

Para que esto pueda suceder, navegaremos en la mente de las personas hasta desbloquear el camino correcto hacia la memoria que quieren preservar. ¿Cómo haremos esto? Por medio de una especie de ‘Adivina quién’ mezclado con mecánicas de Pictionary/Charadas. La clave será nuestra atención al contexto de la historia.

Gráficos en Don't Forget Me

Imagen: Captura de Fernando Gayosso / The Moon Pirates
La moral tiene un papel muy importante. Imagen: Captura de Fernando Gayosso / The Moon Pirates

Por supuesto, todo esto suena feliz y sin problemas hasta que entra un conflicto de intereses con el Gobierno y una facción rebelde llamada Los Olvidados, personas que se oponen a una especie de control mental que el Gobierno quiere aplicar con todos los ciudadanos que posean un chip de memoria. 

Las cosas escalan de la nada, y ahí es donde se pone interesante la cosa.

Adivinando la memoria de los pacientes 

Don’t Forget Me tiene una mecánica clave para avanzar y se basa en hilar una historia por medio de ramificaciones. Pueden ir desde un término general y universal para desencadenar en un camino recto a una pieza particular. Imagina, por ejemplo, que tratas de adivinar la raza de un perro partiendo del contexto “mascota”… quizá no es tan claro de entender, pero una vez que lo juegues, lo sabrás. 

En el puzzle principal de este título nos encontraremos con un contexto que debemos ir desmenuzando poco a poco hasta llegar al resultado deseado, que básicamente es una línea recta a la salida. ¿Podrás hacerlo a la primera? Probablemente. ¿Te quedarás satisfecho con esa respuesta? Yo creo que no. 

Modo de juego de Don't Forget Me

Imagen: Captura de Fernando Gayosso / The Moon Pirates
Una misma historia, diferentes posibilidades, pero no todas te llevarán a la «verdad». Imagen: Captura de Fernando Gayosso / The Moon Pirates

Lo mejor de todo es que los primeros niveles son bastante tranquilos, sobre todo porque lo único que debemos hacer es adivinar cuál es el recuerdo que la persona necesita resguardar, sin embargo, las cosas cambian cuando nuestros protagonistas comienzan a experimentar con un poder que va más allá de su moral: el poder eliminar recuerdos. 

¿Asesinaste a alguien? No hay problema, podemos encubrirlo. ¿Escondes un secreto que podría poner en riesgo tu libertad? Olvídate de ello (literalmente). Y es aquí donde comienzan a orillarnos a tomar un bando, a cuestionar nuestra moral y dejarnos pensando si lo que estamos haciendo es lo mejor para nosotros. 

Lo más cool de todo es que llega un punto donde te vas a involucrar horriblemente y sentirás que todas tus decisiones tienen un peso en la historia, aunque al final no se sienta que es tan así (algo como lo que pasaba en los juegos como TWD). 

Twitch: la mejor manera de jugar Don´t Forget Me 

Fácilmente puedo decir que el juego te puede durar unas cinco horas si lo juegas sin cuestionarte mucho las cosas, y quizá unas nueve si sacas todos los logros, sin embargo, The Moon Pirates decidió incluir algo verdaderamente sabroso que le aporta mucho al juego: interacción directa con Twitch. 

Por medio de un script / token sencillo que se genera con tu cuenta de Twitch, puedes transmitir el juego y hacer que tu chat sea partícipe de todas las decisiones importantes del juego, y no sólo eso, sino que también puedan aportar sus palabras para descifrar los mapas mentales y llegar al fondo de la verdad. 

A pesar de que recibimos el juego algunos días antes de su lanzamiento oficial, decidí esperar a que se pudiera jugar de manera pública y experimentarlo con mi comunidad, quien se mostró interesada de principio a fin por esta excelente historia.

Si algo puedo decir que disfruté fue la larga charla de más de media hora para tomar algunas de las decisiones, porque todos cuestionábamos todo, pero sólo así pudimos llegar a la respuesta que más nos dejó satisfechos. Si tienes oportunidad de jugarlo de esta manera, hazlo, si no quieres transmitirlo, no hay problema, sólo clávate mucho en la historia y tómatelo muy en serio. 

Don’t Forget Me es una de esas propuestas refrescantes que llega a desempolvar mi computadora a falta de algo que me haga sentarme y jugar frente a un monitor. Es en serio, no soy tan fan de jugar en computadora, pero este título y los piratas lunares lograron tenerme aquí, dañándome la memoria para traer esta reseña. 

Aunque suene raro, no tengo puntos negativos para este título, diría que es demasiado texto, pero el público al que va dirigido ya sabe perfectamente a lo que le tira.

Agradecemos a los desarrolladores y al equipo de PR por la oportunidad para reseñar este título. 

Don't Forget Me

$154.99 pesos
8.7

Jugabilidad

8.5/10

Gráficas y sonido

9.0/10

Historia

8.5/10

Pros

  • Una propuesta interesante al género del "point & clic"
  • Un juego que no te lleva de la mano en ningún momento
  • Su ambientación es increíble
  • La música y los gráficos le dan un toque perfecto
  • Interesante interacción con Twitch

Cons

  • El juego puede tornarse "difícil" por no ser tan claro en algunas ocasiones
  • No hay pistas para absolutamente nada (y eso está bien)

Deja un comentario

Periodista especializado en el área de tecnología y videojuegos. Fui Sr. Editor en el legendario Gamedots. Invocador de la Grieta. 1 vs 1 cuando quieras: NekuSNK
A %d blogueros les gusta esto: