HeartbitsVG

Tu medio especializado en la cultura Geek

RESEÑA: ‘Hot Wheels Unleashed’ – Tan mágico y divertido como abrir un Hot Wheels por primera vez

Hot Wheels es una franquicia que ha tenido buenos videojuegos hasta donde recuerdo. Tan sólo he de decir que mis mejores recuerdos de títulos de carreras arcade vienen de Hot Wheels Turbo Racing de PS1 y del otro donde se transformaban en lanchita, avioneta y bueno, los vehículos; Hot Wheels Unleashed toma lo mejor de esos recuerdos y los plasma en un videojuego que luce increíble, se juega increíble y está increíble.

La magia de Unleashed viene precisamente de apegar a los recuerdos que nos provoca recordar los mejores momentos de la franquicia en los videojuegos, y aunque no lo creas, no depende enteramente de ello, sino que también aprovecha al máximo el poder de las consolas de nueva generación (es neta, lo reseñamos en un PlayStation 5) y vaya… se ve tan realista como tomar esos carritos que nunca quisiste sacar del empaque y tomarles un montón de fotos y videos. 

Unleashed tiene lo necesario para convertirse en uno de los favoritos de los amantes de la franquicia, y mejor aún, como un referente de propuestas frescas a un género que ha estado dominado por años por Mario Kart (y recientemente por el remake de Crash Team Racing), pues cuenta con opciones interesantes y un diseño de menús que nos transportará a la sensación de estar jugando con el poder de nuestra imaginación y recreando las carreras más salvajes a través de ella. 

Hot Wheels Unleashed: Realista a su manera

El realismo en los videojuegos siempre se ha traducido y confundido con que en cualquier juego, debe ser posible de verle los canales de las ojeras a los personajes de manera súper definida, y aunque no aparecen humanos en este título, el foto realismo se puede ver de una manera distinta.

Imagínense mi sonrisa al ver que uno de los carritos que tengo aparece en el juego, con los mismos detalles de la pintura, el brillo donde el fabricante lo puso, este tipo de reflejos cuando los pones en cierto ángulo, es magia. 

Lootbox en Hot Wheels Unleashed
¡Cajita misteriosa! Captura: Yael Cantero / Milestone

No encuentro otra palabra para describirlo. Hot Wheels Unleashed busca ser realista no sólo en el apartado gráfico, sino también con los sentimientos que te provocaban los carritos al adquirirlos. Si yo que ni siquiera soy tan fan puedo decir eso, no me imagino lo que va a provocar en un verdadero coleccionista y que además, disfrute de los videojuegos. 

Ahora bien, los escenarios también están súper pensados para funcionar como una perfecta combinación con todo lo anterior, pues no sólo se trata de que todo se parezca “de juguete”, sino que la perspectiva también importa mucho, pues los escenarios te recuerdan de manera constante que todo lo que estás jugando es a través de una miniatura; puedes apreciar todos estos detalles durante toda la carrera, incluso cuando te sales del camino. 

¿No te recuerda a algo? Captura: Yael Cantero / Milestone

Para cerrar con broche de oro este apartado del sentimiento de realidad que provoca, el mapa del modo principal es algo bastante agradable, pues da un parecido similar a estas alfombras para niños que tienen patrones de carretera con diferentes tiendas como gasolineras, talleres mecánicos, etc., y de igual forma, me recordó a los sets de Hot Wheels que se conectaban entre sí (como el auto lavado y el taller mecánico, o los que tenían loops y un monstruo). 

Detalles que enamoran

Uno de los puntos más curiosos que nos gustó en la redacción es la selección de vehículos, que si bien muchos van a ser completamente opacados por los de la categoría “Legendarios”, es bastante agradable ver que ese cochecito que tienes en tu colección aparece en el juego. 

En mi caso nunca fui un niño Hot Wheels por cuestiones de dinero, sin embargo, les tomé bastante cariño a varios de los modelos básicos que tiene la marca, aquí la cuestión es que también aparecen en el juego, y aunque sus stats iniciales son pésimos (y decir pésimos es piropo), existe la posibilidad de mejorarlos por medio de engranes, que se obtienen durante las carreras y al desarmar los carritos repetidos que te salen. 

Hot Wheels Unleashed carrito de Snoopy
Ese carrito y el tostador son mis favoritos. Imagen: Milestone

Otro de los detalles que encontré muy interesantes son las carreras contra los jefes (sí, es neta, hay jefes en un juego de carreras), que son carreras con el mismo objetivo de ganar, pero con algunos obstáculos en el camino y que también utilizan pistas con monstruos de sets que existen en la vida real (como la del T-Rex). 

¡¿Qué clase de Reptar es este?! Captura: Yael Cantero / Milestone

A pesar de que no son tantas como quisiera, pienso que un DLC que incluya estas pistas, más cochecitos y cosas similares en paquete no lo vería tan descabellado. Definitivamente es algo que compraría y creo que aquellos que son coleccionistas de lo físico seguramente le entrarían a este modelo de venta, además, ya dejaron claro que le van a meter contenido de manera constante, ojalá que aprendan de modelos como el que aplicó Beenox en CTR, donde ponían ciertos retos de temporada para desbloquear objetos.

Adivinen quién no sabe tomar capturas. Captura: Yael Cantero / Milestone

Un detalle increíble que nos gustaría que experimentes es el de prestar atención al sonido de la música cuando entras en los loops (las vueltas que desafían la gravedad, pues). Se nota que sí trabajaron mucho en el apartado de los efectos sonoros del juego.

Hot Wheels Unleashed: Salido del taller mecánico de Milestone 

Hot Wheels ha pasado por altos y bajos -considero- en el mundo de los videojuegos. Sí, todos recordamos lo increíble que fue Turbo Racing en el PlayStation 1, pero después de tanto juego que hubo y por tantas manos que pasó ya no supieron darle ese “toque” de magia y diversión que la franquicia merecía, pero hoy llega Milestone a poner la máquina al punto ajustando todo como buen mecánico de talachera. 

Milestone (sí, neta, Milestone) ha sido reconocido por su trabajo en los videojuegos de carreras de diferentes vehículos y enfocados tanto al realismo como al arcade, y tanto pedigree fue trasladado a la experiencia de las carreras de cochecitos para nuestro bien. El manejo de los carros no es como que se sienta igual para todos los modelos, y si en algún punto quieres más control, más velocidad, mejor aceleración, etc., puedes modificarlo a través de los engranes que el juego te proporciona. 

Sentimos que le falta pulida al editor. Captura: Yael Cantero / Milestone

En cuanto a las pistas, a pesar de que no son tan variadas, la modificación de los autos puede hacer que tus carreras no se sientan tan monótonas, especialmente, cuando empiezas a darte cuenta que hay momentos donde un ligero empujón puede significar pasar del primer lugar al octavo, un lugar del que difícilmente saldrás. 

En este aspecto, cabe hacer mención de la inteligencia artificial, que a pesar de ser un juego enfocado para toda la familia, te acomodará unas palizas en la dificultad normal. No es que sea grosera, pero convendría aventarte algunas sesiones de práctica antes de atorarle a lo más alto del podio. 

Hot Wheels Unleashed: Para el fan que no quiere sacar su colección del empaque original

Al final nos encontramos con un juego que aplica bien su fórmula en todos los sentidos: juegos coleccionables que lucen increíbles en el juego, carritos que se pueden conseguir en la vida real (algunos con precios que te vas a espantar), la posibilidad de personalizar tus coches y un creador de circuitos que, aunque agradecemos que esté ahí, me quedó a deber y espero que le metan actualizaciones para que no se sienta limitado, ese definitivamente sería uno de sus puntos fuertes. 

Si quieren un ejemplo de cómo se debe aprovechar la licencia de una marca para un videojuego, damas y caballeros, les presento a Hot Wheels Unleashed. 

*Agradecemos a Koch Media y a su equipo de PR por proporcionarnos el código para reseñar Hot Wheels Unleashed en PS5.

Hot Wheels Unleashed

$49.99 dólares
8.7

Gráficas y sonido

9.0/10

Diversión

8.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Pros

  • La selección de autos que aparecen es bastante amplia
  • Las peleas contra los jefes son buenas ¡Queremos más!
  • Los detalles en los modelos de los autos y los gráficos en general es bastante bueno
  • Tiene el carrito de Snoopy
  • ¿Ya dijimos que tiene el carrito de Snoopy?

Cons

  • El editor de pistas es algo limitado
  • Los escenarios de las carreras son poco variados
  • Hay ciertos autos que "opacarán" por completo a los demás

Deja un comentario

Mi vida se resume en 3 palabras: no tengo vida. Conocido en el bajo mundo como JYaelCE
A %d blogueros les gusta esto: