Pokémon es una de las franquicias de videojuegos más reconocidas a nivel mundial, y la cocina de México es una de las más populares de toda Latinoamérica, ¿Qué pasa si fusionas a estas dos cosas en un mismo sitio? Obtienes una de las mejores propuestas creativas que llegaron para hacer más llevadero el final del 2020. 

Si bien sabemos que ha sido un año complicado, este tipo de cosas dibujan una sonrisa en nuestro rostro, y ahora, es un mexicano el encargado de devolvernos el brillo de los ojos con su más reciente creación: las Pokesadillas, que básicamente, son quesadillas inspiradas en los personajes más emblemáticos de Pokémon. 

Directo desde Cuernavaca, Morelos, Antojitos Vladimir se rifa como los grandes maestros Pokémon y pone a la disposición de todos una rica extravagancia culinaria con la cual todos los gamers y amantes de la cultura geek se sentirán identificados, además, toma uno de los platillos más ricos y más polémicos de México para darle un nuevo significado y así, conquistar las redes sociales. 

Como puedes ver, estas quesadillas tienen forma de los tres primeros Pokémon iniciales: Charmander, Squirtle y el tipo hierba que nadie eligió y nadie recuerda (se llama Bulbasaur, creo), además de agregar a Pikachu, la rata eléctrica de Ash que lo acompaña durante todas sus aventuras. 

Puedes verlos a continuación, de verdad que estas cosas nos hacen pensar si nacimos en el Estado correcto: 

Quesadillas en forma de Pokémon hechas en México
Una salsa picosa para echarle a ese Charmander. Imagen: Antojitos Vladimir

Además de lo anterior, también cuenta con otros modelos comestibles, como lo son Yoda, ya sabes, por si quieres ponerte bien filosófico mientras disfrutas de la gastronomía mexicana.

¿Dónde se venden las Pokesadillas?

De acuerdo a la información oficial de su página de Facebook, puedes comprar las quesadillas de Pokémon en la siguiente dirección: Avenida Universidad #291 (76,03 km) 62210 Cuernavaca, Morelos, México. 

¿Cuál es el costo de las quesadillas de Pokémon? 

Según la información que se puede encontrar en las publicaciones, el precio de estos alimentos tiene un costo de $10 pesos (¡Qué barato!); otros diseños de quesadilla pueden contar con un precio diferente. 

No cabe duda que si algo sobra en México es creatividad, y si tenías duda de ello, aquí tienes una gran respuesta a dicha interrogante. 

Si quieres conocerlos personalmente,no te olvides de seguirlos en su página de Facebook y regalarles un like para apoyarlos, la verdad es que se ven bastante buenas. 

Deja un comentario