HeartbitsVG

Tu medio especializado en la cultura Geek

RESEÑA: ‘Slipstream’ – Demostrando como hacer un juego “retro” en 2022

Últimamente se me ha dado por probar juegos con estilo “retro” de carreras y fue una fortuna para mi poder ponerle las manos encima a Slipstream.

Slipstream es justo ese tipo de juegos que son muy acorde a mis gustos: carreras sencillas y veloces, estilo ochentero imitando al famoso synth wave y música del genero Synth Pop que te hace sentir animado y al mismo tiempo relajado. Es básicamente, el juego perfecto para mí.

Pero vamos por partes, hay detalles en este juego que, aunque no son graves creo que aún tienen margen de mejora y si llega a haber una segunda parte sería interesante ver como pulen todas las ideas implementadas en este juego el cual ya es muy bueno.

Slipstream, una combinación de lo viejo y lo nuevo

Empezando con el apartado gráfico, Slipstream usa un “falso” 2Dmuy bien elaborado, es realmente bonito de ver por primera vez y combinándolo con la velocidad de fotogramas (60 poderosos FPS) es hasta hipnótico.

Este estilo recuerda bastante a juegos como el reciente Triangle Strategy, donde veras todo en sprites 2D, pero con perspectivas y planos en 3D, es sencillo, llamativo y da ese toque retro con aires de modernidad.

Slipstream judas avalon
Puntos extra al que encuentre la referencia a la Commodore 64. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

La magia de Slipstream comienza justo con este apartado porque es uno muy colorido y llamativo, tanto que el juego nos advierte sobre parpadeos y riesgo de epilepsia (por favor, tengan cuidado)

Y con debida razón, entrando al menú del juego encontraras una cantidad extrema de colores en movimiento, son bonitos y todo, pero con el tiempo si llegan a ser algo molestos por lo que recomiendo no pasar mucho tiempo en el menú principal.

Sobre esto último recomiendo ampliamente entrar primero al tutorial, yo intente jugar de manera directa pensando que sería como cualquier otro juego de carreras en el que creí que solo es ir de izquierda a derecha sin más pero no… bueno sí, pero no, anque esto lo explicare más adelante.

Ya hablando de este menú y entrando de lleno a lo que el juego nos ofrece a parte de colores muy contrastantes, Slipstream cuenta con muchos modos de juego los cuales se incluyen tanto en single player como en multiplayer.

Slipstream multiplayer
Perfecto para jugar con los compas. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

¿Quién dice que lo clásico es aburrido?

Retomando los modos de juego, es de mi agrado informarles que Slipstream cuenta con una gran cantidad de modos.

Tenemos desde el típico modo de copas llamado Gran Premio, en el que tendrás que correr por seis pistas y ganando puntos para quedar en primer lugar, modo el cual recomiendo jugar y completar primero ya que al terminar podrás obtener algunos desbloqueables que no quisiera revelar.

En este mismo modo de copa encontraras dos variaciones, una que te permite correr con autos y stats predeterminados y otra en la que podrás personalizar tus stats al ganar dinero por cada carrera.

Este último fue mi favorito, aunque al final terminaba haciendo lo mismo cada que jugaba, subir todos los stats de manera pareja hasta quedarme sin dinero, al final quede así:

Slipstream personalizacion
Todo parejo siempre, no tuve razón para variar las estadísticas. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

Siguiendo con los modos también tenemos la Carrera Única, en el que jugaras solo una carrera para pasar el rato.

Cannonball es un modo donde podrás seleccionar una gran cantidad de pistas (o todas si así gustas) y comenzaras a correrlas todas como si de un rally se tratara, el chiste aquí es vencer a tus rivales los cuales aparecerán uno por cada pista.

Grand Tour es un modo similar pero aquí no vas a seleccionar las pistas que quieres, empezaras en una de manera aleatoria y conforme avances y venzas a tus rivales la pista tomara una división que te llevara a otra pista de tu elección, esta fue una de mis mecánicas favoritas, pero recuerda que si no vences a tu rival no podrás continuar.

Contrarreloj no hace falta que explique, corre tres vueltas, mejora tu tiempo, rompe tus propios records, practica esos derrapes.

Y por último Battle Royale. No, no se trata de correr en un mapa enorme hasta llegar al centro como en otros juegos de carreras, este modo en realidad es el modo eliminación que hemos visto en otros títulos, corre contra otros corredores, quien este en último lugar al cambiar de zona queda eliminado.

Slipstream modos de juego
Lo ves todo muy tranquilito, pero la zona de la derecha esta en constante movimiento. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

Todos estos modos te darán horas de diversión y mucha rejugabilidad y como ya había comentado antes, todos a excepción de Grand Tour podrás jugarlos en Multiplayer local de hasta 4 jugadores.

Sobre esto no tengo mucho que decir, funciona muy bien, es 100% recomendable, es divertido y puedes seleccionar a tu personaje los cuales parecen ser referencias a personajes de otros juegos o de personas en la vida real.

Slipstream personajes
Se perfectamente que sabes quien es el de la izquierda. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

Y sí, por si no te habías dado cuenta Slipstream en si es toda una referencia a los juegos noventeros de carreras que salieron para varias consolas y recreativas como Out Run o Top Gear.

De hecho, a lo largo de todo el juego, si prestas atención podrás encontrar una cantidad absurda de referencias sobre todo a SEGA y a nuestro erizo azul favorito.

Slipstream Sonic
El nombre de la pista, el nombre de la copa, el numero de pista, el diseño de la pantalla, se que piensas en el color azul. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

La sencillez es la clave de la diversión

Pero ¿Qué tal se juega? ¿Es divertido? Sí, mucho en realidad. Antes había mencionado que creí que se trataba solo de dar vuelta de izquierda a derecha sin más, pero Slipstream tiene mecánica de derrape que si bien no es que sea la gran cosa, la verdad es que al inicio si es un poquito complicado de dominar.

Es por esto que recomiendo jugar primero el tutorial, porque créeme, te hará falta. Una vez que le agarres la onda a los derrapes solo te quedara acostumbrarte a las pistas pues aquí hay un detalle que al inicio pensé como algo negativo: no existe algún tipo de mapa ni señalización directa de a dónde ir.

Esto me hizo mucha falta al inicio pues era un constante de estar chocando una y otra vez con los muros ya que hay muchas curvas en S que son algo bruscas sobre todo a gran velocidad, apenas te da tiempo de reaccionar, pero aquí es donde entra la mecánica de rebobinar la cual te ayuda a retroceder en el tiempo.

Slipstream Bob Ross
Momento donde salí volando justo después de chocar por culpa de una curva pronunciada… ah si, y una referencia a cierto pintor. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

Esta mecánica fue la que me hizo replantearme que tan bueno o malo es que no haya algún mapa o señalización, porque creo que de existir uno u otro provocaría que la mecánica de rebobinar sea inútil, pues el chiste de rebobinar es la de aplicar un “prueba y error” y a pesar de sonar como algo muy sencillo, la verdad es que es divertido, sobre todo porque debes calcular un buen momento para soltar el rebobinado pensando cual será tu siguiente acción y que tanto tiempo te dará para poder aplicarla.

En resumen, el gameplay es simplemente bueno y divertido, aunque a veces me dio la sensación de que necesitaba más velocidad cuando iba en primer lugar, esto me paso ya que la única manera en la que puedes usar algún tipo de aceleración especial es con el “Slipstream” (O rebufo pa’ los hispanos) y obviamente esto solo se puede lograr con algún contrincante frente a ti.

Pero en general, está bien, aunque si a toda esta velocidad con escenarios bonitos y coloridos se le suma la música, pasa de “estar bien” a “estar perfecto”

La música… excelente servicio de composición 10/10

La música, hecha por effoharkay, es un “Ufff” (Ósea esta increíble) esos fondos coloridos, playas, ciudades neón e incluso el espacio acompañados de temas estilo Synth Pop, es para mí lo más atractivo de Slipstream, pues logra transmitirte una relajación muy agradable, ¿Alguna vez has viajado en carretera con tu música favorita? Porque creo que es la mejor manera que puedo explicar ese sentir.

Es simplemente satisfactorio y para demostrar lo mucho que me gustaron las composiciones arme este pequeño meme:

Mientras más mejor

Dejando a un lado la satisfacción musical, tenemos el tema de la accesibilidad, y esto quizá no sea muy importante para muchos, pero Slipstream cuenta con muy buenas opciones las cuales creo es importante mencionar.

Para empezar como cualquier otro juego este cuenta con opciones de control de volumen, nada relevante, al igual que cuenta con opciones como la zona muerta del stick análogo y la activación o desactivación de diálogos de rivales, cosas simples.

Por otro lado, también tendremos opciones para cambiar el nivel de la vibración en pantalla al igual que podremos cambiar el nivel de inclinación de pantalla al momento de derrapar.

También podremos cambiar el sistema de medición y cambiar la velocidad de juego, esta última es perfecta para las personas que sienten el juego muy rápido o que les cuesta acostumbrarse. Quizá también pueda servir para evitar mareos en algunas personas.

Pero creo que de lo más interesante esta la opción de agregar filtros en los que podremos encontrar un filtro de pixelado, un filtro con efecto de pantalla CRT, uno NTSC, NTSC pixelado y NTSC con efecto CRT, todo para ponernos un poco más nostálgicos.

Sé que suena rebuscado, pero aquí un ejemplo:

Todo lo anterior podrás encontrarlo en el menú de ajustes, tanto en el menú principal como en las carreras con el botón pausa (en las carreras no podrás editar los filtros) solo que aquí es donde hay algo que considero un error, aunque no afecte la experiencia de juego.

Al poner pausa el juego nos mostrara el menú con un efecto de VHS (o sea, una distorsión de video) que no permite ver adecuadamente las opciones.

Slipstream pausa
Ah cierto, aquí también podrás cambiar y seleccionar tus canciones favoritas. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

De manera extraña en el mismo menú de ajustes hay una opción que dice “efecto VHS” el cual no entendí para que era pues cada que la desactivaba y salía de dicho menú, se volvía a activar de manera automática, no sé si es error o yo soy muy despistado, pero son detalles un tanto extraños.

Otra cosa que encontré negativa fue la cantidad de vehículos contando solamente con cinco, y si bien todos tienen diferencias en sus estadísticas, creo que habría sido interesante al menos poder cambiarles el color.

Slipstream glitch
Slipstream esta bien pulido en casi todo, solo quedaron algunos detallitos menores como este. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

Tan bueno y empalagoso como tu postre favorito.

De ahí en fuera, Slipstream está más que bien, es perfecto para pasar el rato, de hecho, me pareció un juego que se presta mucho mejor para la Nintendo Switch ya que es un juego que se puede disfrutar mejor en sesiones cortas.

Pues la verdad no recomiendo mucho jugar en sesiones muy largas porque si llega a ser un poquito cansado sobre todo en la selección de música que cuando menos te des cuenta ya estarás dándole la quinta vuelta a toda la lista.

Y no digo que la música sea mala, como dije, me encanto, pero Slipstream en general es como ese pastelito que te gusta mucho, el que por más que te guste debes de comerlo en pedacitos pequeños para que no te empalague. (Perdón, tenía hambre)

Pero al igual que ese pastelito, este juego es buenísimo, en verdad, desde el inicio me llamo mucho la atención y con debida razón, quede muy satisfecho con casi todos sus apartados.

Si eres fan de los juegos retro con toques modernos, eres fan de la música relajante pero animada o simplemente de los juegos coloridos y las referencias, Slipstream es para ti.

Slipstream copa rubi rubi
REFERENCIAAAAAAS. Imagen: Alexey Martell / Blitworks

Slipstream ya se encuentra disponible para Nintendo Switch, Xbox y PlayStation.

*Agradecemos al equipo de PR de Blitworks por el código de reseña de Slipstream para Nintendo Switch. Aquí puedes consultar más información sobre el juego y comprarlo en diferentes plataformas.

Slipstream

MXN $189.00
9.3

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

10.0/10

Sonido

9.0/10

Pros

  • Sencillo y divertido
  • Mucha rejugabilidad
  • Buena música
  • Referencias por montones
  • Apartado grafico muy llamativo

Cons

  • Bugs gráficos menores
  • Pocos vehículos
  • Y ya... ¡¡Sí, eso es todo!!

Deja un comentario

¿Los videojuegos te vuelven loco? ¡Díselo al Covenant!
A %d blogueros les gusta esto: