HeartbitsVG

Tu medio especializado en la cultura Geek

RESEÑA: ‘The Sundew’ – Los horrores del futuro contados por una mujer

El género de los point and click es algo que, podría haber dicho hace algunos años, estaba muriendo lentamente, sin embargo, la industria de los juegos independientes lo ha mantenido activo y con grandes producciones, tales como The Sundew

Agnès Vuillaume es la mujer detrás de esta gran historia, y no sólo conoceremos que la vida entre colores neón, partes robóticas y conservar la humanidad no es tan cool como parece, sino que además, nos presenta un juego del que definitivamente esperamos una secuela. 

Sin más, pasamos con uno de los géneros de videojuegos más complejos, pero a la vez, de los que más me dan curiosidad y muchos desarrolladores deberían tomar nota. 

The Sundew: La visión cyberpunk a través de los ojos de una mujer 

Si hay algo que me gustó muchísimo de The Sundew es el hecho de que es protagonizado por alguien que no busca ser el héroe de la historia (o mejor dicho, la heroína de esta historia), sino que más bien, nos encontramos de alguien que se encontraba en el momento incorrecto en el momento incorrecto. 

Anna es una policía mitad cyborg que, de la nada, se encuentra en medio de una conspiración que involucra muchísimas cosas que, al menos, en la mayoría de las películas futuristas nos ha parecido cool: la inteligencia artificial, los drones, las tareas automatizadas, claro, pero aquí no encontraremos nada de eso… aún. Explicar el trasfondo de esta historia es complicado, más cuando éste depende mucho de la conexión que logres generar con la protagonista. 

Escenarios en The Sundew
Colores oscuros que brillan bastante. Imagen: 2054 – Video Game Studio

Respecto a este apartado, Anna es un personaje bien construido con el que te logras identificar, pues algo como un día normal que empezó con una visita a la oficina se hace más eterno que un lunes en horario de verano; moverte en esta historia también juega un papel muy importante, pues al ser un cyborg, su inteligencia y visión serán las nuestras, así que asegúrate de ser un buen complemento. 

Te recomendamos: RESEÑA: ‘Gibbous: A Cthulhu Adventure’: Un gran juego que no todos se animarán a conocer

Probablemente, estos párrafos no te digan mucho, y es como jugar charadas: no sé cómo decirte detalles importantes sin arruinarte el trayecto. Es como querer llevar a alguien a Disneyland y morirse de ganas de decirle a esa persona, pero al momento de decirle, se pierde la magia. 

“Call of Booty”, jaja. Imagen: 2054 – Video Game Studio

The Sundew es como un buen libro que simplemente regalas y cuando te preguntan “¿Está bueno?” sólo hay que limitarse a responder “por algo te lo di”. 

Un point and click que se siente bien en consolas 

La versión que decidimos reseñar de The Sundew fue la de Nintendo Switch, principalmente, porque es una consola que cargo a todos lados. Fue muy gratificante ver que la optimización para la consola es bastante buena, específicamente porque los point and click tienden a ser incómodos con control; por fortuna, ésto no pasa con The Sundew. 

Al inicio la interfaz puede parecer muy saturada (la de los controles), con mucha información o un esquema que parece complicado, sin embargo, todo se vuelve amigable a los pocos minutos, especialmente, cuando pasas la primera parte que funciona como tutorial, y aquí es donde te harás una idea de lo complicado que será el juego: emplea bastante la lógica. 

El escenario más sencillo que puedo dar es que inicias en tu dormitorio, con cruda (jaja), y tienes que tomar algo para sentirte mejor. Sabes que debes tomar algo para aliviarte, y el resultado final es un vaso con una pastilla. Tendrás que realizar todos los pasos, uno por uno, en orden: tomar el vaso, caminar al baño, encender la luz, buscar una llave para abrir un cajón, abrir el cajón, tomar la pastilla… ¿Ya entiendes cómo va la cosa? 

Un primer acertijo para ponerte a prueba. Imagen: 2054 – Video Game Studio

El tema con esto es que todos los acertijos -o la mayoría-, son de este tipo, y mientras algunas cosas no requieren de tantas vueltas, otras sí requieren de mucha atención, así que aguas, porque observar bien te puede ahorrar muchísimos dolores de cabeza, especialmente porque en ocasiones me enojé muchísimo por pruebas y errores que me pude haber ahorrado (o mejor dicho, que te hacen creer que hay cosas que puedes hacer en el orden que quieras, y pues no). 

The Sundew: El sueño distópico de una persona hecho realidad

Tenemos que recalcar y, de verdad, felicitar a Agnès Vuillaume por todo el esfuerzo que realizó para hacer su sueño realidad. The Sundew es uno de esos juegos que te mete muchísima curiosidad respecto a todo el trasfondo, especialmente, porque como mencionamos está desarrollado por una sola persona. 

Es increíble el trabajo y el amor que podemos notar en este juego. Me encanta que no haya colores neón por todos lados como nos han acostumbradas las novelas y producciones audiovisuales del sci fi, sino que aquí todo brilla por ser tan oscuro (por raro que suene esto). 

Puedo decir fácilmente que una de las partes favoritas del juego es la banda sonora, que si bien no es tan llamativa todo el tiempo, en los efectos ambientales sí hay un trabajo brillante, algunas veces inclusive creí que se trataba de sonidos que venían de mi alrededor, pero venían del propio juego. 

En pocas palabras, The Sundew es una aventura que debes vivir y contarle a los demás, regalarlo, como un buen libro, sin decir nada, sólo esperar a que lo disfruten tanto como tú lo has hecho, y que esta cadena de recomendaciones continúe para que podamos tener una secuela de este título. 

The Sundew

8.6

Historia

9.0/10

Gráficas y sonido

8.5/10

Jugabilidad

8.3/10

Pros

  • Gráficos impresionantes
  • Buena historia (aunque corta)
  • Buena optimización en Nintendo Switch
  • Un juego que te deja con ganas de más

Cons

  • Corta duración
  • Algunos bugs en cuanto a los objetos para interactuar

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Periodista especializado en el área de tecnología y videojuegos.
A %d blogueros les gusta esto: