Ubisoft la tenía difícil con esta franquicia después de lo que ocurrió con el primer título, y aunque el segundo nos dejó ver un título con más calidad, Watch Dogs: Legion es el que llega a sentar las bases para algo que podría ser tan grande como Assassin’s Creed.

Lo sé, son palabras bastante mayores y sabemos perfectamente que la franquicia de AC ha tenido sus altos y sus bajos (varios bajos), que también se han desgastado por “explotar” un poco la franquicia, pero se tenía que decir y se dijo. 

Después de dos juegos que pusieron en duda a los jugadores, Watch Dogs: Legion apuesta por una historia fresca, innovadora y que nos plantea lo terrible que puede ser un futuro donde la tecnología no sólo nos alcanzó, sino que nadie trató de controlarla

Una ficción no tan alejada de la realidad

Watch Dogs: Legion plantea un futuro algo “incómodo” para las personas, por supuesto, a cambio de un beneficio: tener tecnología más autónoma y gadgets súper avanzados. 

Vamos ¿Quién no quisiera que los automóviles fueran 100% autónomos? Espera… eso ya está pasando. Ok, qué tal esto: ¿Quién no quisiera unas gafas conectadas a internet? Esperen… creo que eso ya se está trabajando. 

Imagina que ahora tuvieras todo eso y mucho más, solamente que a cambio, estarías dándole a las empresas un completo acceso a todas tus actividades. Es un precio relativamente bajo y ya lo haces ¿No? Ok, no. 

Personaje de Watch Dogs: Legion
«Estás en buenas manos». Claaaaro. Imagen: Ubisoft

Pero fuera de broma, WD: Legion plantea algo similar, un futuro donde la tecnología hizo la vida para todos más cómoda, pero a cambio, están vigilados por la misma tecnología 24 horas al día. Cómo duermen, con quién hablan, con quién chatean, todo está vigilado. 

El lado malo de que la tecnología sea tan buena

Claro, esto también tiene ciertos beneficios, como una ciudad más segura donde el crimen es casi imposible debido a la alta concentración de cámaras, pero aún así, hay quienes creen que este avance de la tecnología no debería ser tan descontrolado. 

Es aquí donde entran los miembros del grupo DedSec, hackers reconocidos a nivel mundial que actúan bajo sus propias reglas y bajo su propio código ¿Qué buscan aquí? Liberar a todas las personas y darles su privacidad y libertad de vuelta. 

El juego comienza con nosotros infiltrándonos al más puro estilo del espionaje inglés. Tomamos el control de Dalton, un miembro muy hábil de DedSec que ahora tiene que investigar un atentado terrorista en el parlamento de Londres

Protagonista de Watch Dogs: Legion
Con este arte te puedes dar una idea del porte del protagonista. Imagen: Ubisoft

Es una gran misión y un gran prólogo para contarnos una terrible tragedia: ¡Todo es una trampa! Y aquí es donde las cosas toman forma de maneras que, aunque pueden sonar cliché, son un perfecto móvil para presumir la variedad que tiene el juego. 

Todos somos DedSec en Watch Dogs

Si bien sabemos que en los dos primeros títulos los protagonistas son fijos y su conexión con DedSec es un gran motivo para seguirlos, aquí las cosas son diferentes. 

Advertencia de ligero spoiler

Apenas terminemos el prólogo nos olvidaremos de Dalton, pues es acribillado y nos damos cuenta de que hemos sido atraídos hacia una trampa por otro grupo de personas que quiere tomar el control completo de la seguridad de toda Londres. 

Lo bueno y lo chingón de Legion es que cumple con lo que prometía en los tráilers: una gran variedad de personajes para elegir. 

Debido a que ahora este grupo que quería el bien del país ha quedado expuesto como una amenaza terrorista, será nuestra obligación encontrar y reclutar a otras personas que quieran unirse a la causa, y todos ellos cuentan con habilidades diferentes que nos podrán ayudar en el camino. 

Ojo con algunos, que tienen la habilidad de hacer apuestas de manera compulsiva… Imagen: Ubisoft

Por ejemplo, algunos de ellos funcionan como trabajadores para ciertos edificios, y ésto les permite entrar y salir de algunas áreas sin levantar sospechas, otros, por ejemplo, tienen acceso a vehículos para moverse más rápido. 

Algunos otros personajes tienen habilidades de hackeo más eficientes, un mejor control de las armas o cuentan con gadgets/drones especiales que resultan ser de bastante utilidad. 

Tecnología al servicio de todos y para todo. Imagen: Ubisoft

He de decir que esto está muy bien logrado y que realmente es una estrellita en la frente para Ubisoft, pues lograron cumplir con lo que tanto presumían en sus tráilers.

Esto no es Grand Theft Auto en Londres 

Aquí es donde se llevan mi completo aplauso de pie. Creo que Watch Dogs, desde las secuelas que dejó con el primer título, le costó un poco alejarse de las comparaciones inevitables -y absurdas- con GTA, y pues cómo no hacerlo, si ellos mismos trataron de ponérsele de frente a GTA V. 

En fin. Algo que critiqué a más no poder del primer juego es que el hackeo podía quedar completamente de lado si querías jugarlo al más puro estilo de Rambo repartiendo plomo, y me decepcioné; en el segundo juego lo mejoraron añadiendo unidades refuerzos casi infinitos en los tiroteos, y aquí eso se pulió. 

No relacionado, pero se presta súper bien para las fotos. Imagen: Ubisoft

Si bien está permitido el uso de la violencia física y con armas, la mayor de ellas sigue siendo la inteligencia. Por ejemplo, puedes iniciar un tiroteo, pero si no te encargas de aquellos personajes que pueden pedir refuerzos, la pasarás muy mal. 

Ahora, con esto no quiero decir que la acción quede de lado. Una de las cosas que mejor se han logrado en este apartado son las persecuciones. Me explico. 

¿Recuerdas que te dije que toda la ciudad estaba siendo vigilada? Aquí no hay gran tema con que tomes un auto “prestado”, el problema es cuando tengas que huir después de tomar un vehículo, pues deberás tener cuidado con tus perseguidores, los drones y las cámaras de seguridad. 

Sinceramente, es algo que se pone bastante pesado y recomiendo que lo experimentes por tu propia cuenta. Muy bien hecho, Ubi. 

Watch Dogs: Legion – Un juego que se respeta a sí mismo 

Finalmente, nos encontramos con un juego sólido que, si bien tiene algunos errores (no graves, debo aclarar), logra hacerlo bastante bien para recuperar la confianza de los fans de esta franquicia. 

He de decir que no es perfecto, pero que se sale con la suya a la hora de enviciarnos con la gran unión de sus apartados sonoros, gráficos y a nivel jugabilidad. 

Ubisoft demuestra que cuando se toman con calma las cosas y su tiempo para desarrollar pueden hacer cosas increíbles, y WD: Legion es prueba de eso

Finalmente, lo recordaré como un juego que más que ganarse el respeto de los jugadores, se lo ganó para sí mismo al centrar la mayoría del juego en la dinámica de los hackeos, siendo posible incluso pasar las misiones con un sólo dron. 

Además de todo lo anterior, es un título que se arriesga con temas controversiales como el terrorismo, la invación de la privacidad, los inmigrantes, privilegios y más, no viéndose tibio ni yéndose por un lado más “relajado” de temas que no deberían serlo. 

Gracias por devolvernos la fe en esta franquicia, Ubisoft. 

*Esta reseña se elaboró con una copia para PlayStation 5

Watch Dogs: Legion

$1299 pesos
8.5

Historia

8.5/10

Gráficos y sonido

8.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Pros

  • Gran historia
  • Muchísima variedad de juego
  • Cumplió sus promesas a los jugadores

Cons

  • No hay mucha profundidad en algunos apartados, como la conducción
  • Los acertijos pueden ser demasiado fáciles
  • Errores de rendimiento y gráficos (aunque nada grave)

Deja un comentario